Bienvenido/a a Tarjetadecreditoparaestudiantes.com. En nuestro sitio podrás encontrar información muy útil sobre las tarjetas de crédito que se ofrecen a los estudiantes, sobre todo en España y México aunque como podrás comprobar de vez en cuando también publicaremos posts sobre noticias relacionadas en otros países. Lo largo de nuestras publicaciones te presentaremos los mejores productos diseñados para estudiantes para que seas tu mismo/a quien decida cuál es la mejor opción para ti.

Una de las preguntas más frecuentes que los estudiantes que no están demasiado acostumbrados al mundo de las finanzas es cuál es la diferencia que existen entre las tarjetas de crédito y de débito y cuál de ellas es la que más le conviene. A continuación te explicamos con qué características cuenta cada una de ellas y porqué es mucho más recomendable hacerse con una tarjeta de crédito.

Diferencia entre tarjetas de crédito y de débito

Un error bastante habitual es el de pensar que las tarjetas de crédito y de débito son lo mismo. De hecho no lo son y existen unas diferencias bastante notables e importantes entre unas y otras.

Las tarjetas de débito son aquellas que te permiten pagar retirando directamente el saldo de tus compras de tu cuenta corriente. De esta forma el límite de la tarjeta son, unicamente, los fondos con los que cuentes. Este tipo de tarjeta puede ser muy interesante para tus compras del día al día pero, tal como veremos, presenta unas limitaciones bastante por lo que siempre conviene contar con una tarjeta de crédito aunque ya se disponga de una de débito.

Las tarjetas de débito y crédito tienen algunas características en común. Con ellas puedas retirar dinero en cajeros, efectuar todo tipo de pago, trasferir fondos a una cuenta y controlar los gastos de manera muy cómoda y eficaz.

Sin embargo las tarjetas de crédito cuentan con unas prestaciones únicas que son las que las convierten en la mejor opción:

  • La primera de las características particulares de estas tarjetas que seguramente te interesen mucho es la de poder comprar en Internet. Técnicamente las tarjetas de débito también pueden ser utilizadas para este fin pero no siempre funcionan. Cuando compras algo por Internet (ya sea un artículo o un servicio) las tarjetas de crédito aseguran que el vendedor sepa que tienes los fondos suficientes para poder pagar lo que compras. Esto no ocurre con las tarjetas de débito. La única forma de que el vendedor sepa si tu tarjeta de débito cuenta con los suficientes fondos es que realice el cargo de manera inmediata a tu tarjeta y el banco confirme que existen los fondos necesarios. Es esta la principal razón por la que muchas tiendas virtuales no aceptan el pago con tarjetas de débito.
  • Otra de las ventajas de este tipo de tarjetas frente a las de débito es que no tienes porqué realizar el pago de manera inmediata de manera que dispones de todo un mes para hacer frente a los cargos. Esto te permite comprar, por ejemplo, a fin de mes cuando cuentas con pocos ingresos y retrasar el pago hasta el mes siguiente cuando hayas recibido nuevos ingresos y cuentes con el dinero suficiente.
  • El último punto en el que las tarjetas de crédito aventajan a las de débito es en el relativo a los viajes. Durante tus viajes a otros países sucede algo muy parecido a lo que ocurría con las compras por Internet. Aunque las tarjetas de débito pueden utilizarse en cajeros de todo el mundo es muy posible (por el cambio horario o cualquier otro problema de colaboración) que te encuentres con la desagradable sorpresa de que no puedes sacar dinero de los cajeros o pagar las compras que estás realizando.

Como puedes observar las tarjetas de crédito son una opción mucho más favorable que las tarjetas de débito. A continuación te presentamos todas las ventajas, y también las desventajas, con las que cuentan las tarjetas de crédito para estudiantes. ¡Presta mucha atención!

Tarjetas de crédito para estudiantes: ventajas

Otra de las cuestiones que muchos estudiantes (y sus padres) suelen hacerse es si realmente las tarjetas de crédito presentan algunas ventajas para los estudiantes y si merece la pena adquirirlas. La respuesta a esta incógnita es afirmativa. Existen muchas ventajas vinculadas a las tarjetas de crédito para estudiantes y a continuación las analizamos una a una:

  • Crear un historial de crédito: si ahora mismo eres un estudiante universitario seguramente lo que menos te preocupe en estos momentos será crear un historial de crédito financiero. Es algo bastante habitual aún eres muy joven y no te preocupar por tu futuro crediticio. Sin embargo conviene que vayas pensando en ello y planificando el futuro de tus finanzas.

    Contar con un historial de crédito sano es algo mucho más importante de lo que te puedes imaginar en estos momentos. Dentro de unos años cuando trates de conseguir un crédito, pidas un préstamo o trates de comprar o alquilar una vivienda te encontrarás con que todos los bancos te pedirán un historial de crédito.

    Lo más normal es que si acabas de finalizar tus estudios y estés trabajando en tu primer empleo serio no cuentes con un historial de este tipo y seguramente te cueste bastante más conseguir la confianza de los bancos que si contases con uno. Al tener una tarjeta de crédito tienes, inmediatamente, un historial de crédito. Eso sí, es responsabilidad tuya que el historial sea positivo y demuestre que eres una persona en la que se puede confiar desde el punto de vista económico.

  • Manejar un presupuesto: los años de estudio son una época de aprendizaje. No solo vas a adquirir nuevos conocimientos teóricos y habilidades prácticas, también aprenderás a defenderte por ti mismo/a en muchos otros aspectos. Contar con tarjetas de crédito para estudiantes te permitirá aprender a manejar un presupuesto. Serás tu mismo/a quien controle tus propias finanzas y deberás acostumbrarte a gestionar tus recursos para asegurarte de no gastar más de lo que dispones.
  • Acceder a un saldo mayor: una de las ventajas más características de las tarjetas de crédito es que contarás con un saldo mucho mayor que el de tu cuenta corriente. Si un mes te quedas corto/a de dinero podrás utilizar tu tarjeta de crédito para atrasar el pago de tus compras y retener los pagos durante un mes. Utilizar las tarjetas de crédito con estos fines debe ser un recurso utilizado unicamente en casos de emergencia y compras inesperadas con las que no se contaba. Recuerda que debes utilizar tus tarjetas de crédito de manera responsable.
  • Método de pago seguro: las tarjetas de crédito son la mejor manera de realizar las compras por Internet ya que se encuentran protegidas por seguros de todo tipo. Algunas tarjetas de crédito presentan algunos costes de mantenimiento más o menos elevados y estos responden a los diversos seguros con los que se cubren a sus usuarios: seguros antirrobo, de accidentes, de pérdida equipaje,…

Tarjetas de crédito para estudiantes: desventajas

Por supuesto, tal como te habrás ya imaginado, las tarjetas de crédito para estudiantes también cuentan con algunas desventajas que conviene conocer antes de tomar la decisión de hacerse con una tarjeta de este tipo. Las tres más importantes son:

  • Acumulación de deuda: ya hemos insistido varias veces en la necesidad de emplear las tarjetas de crédito para estudiantes de manera prudente. Si utilizamos las tarjetas de crédito sin sentido alguno de la responsabilidad, antes o después, nos encontraremos con la desagradable realidad de que nos hemos endeudado. Recuerda que uno de los objetivos básicos de adquirir una tarjeta de este tipo es conseguir un historial de crédito sano. Si nos endeudamos y no somos capaces de pagar nuestras deudas estaremos consiguiendo precisamente lo contrario.
  • Necesidad de cierta estabilidad económica: conseguir una tarjeta de crédito para estudiantes puede ser algo complicado si no contamos con cierta estabilidad económica que abale al banco que seremos capaces de afrontar los gastos de la tarjeta. Obviamente esto puede resultar problemático.
  • Altas comisiones: el último problema asociado a las tarjetas de crédito es que en ocasiones presentan altas comisiones o gastos de mantenimiento considerables. Por esta razón conviene que te pienses muy bien cuál es la tarjeta que más te conviene y que presente comisiones más bajas.

imagen tarjetas de credito

Entonces…¿conviene tener una tarjeta de crédito para estudiantes?

A lo largo de las dos últimas secciones te hemos presentado las ventajas y desventajas de las tarjetas de crédito para estudiantes. Como puedes ver las ventajas superan claramente a los inconveniente por lo que la respuesta a la pregunta que da título a esta sección debe ser sí.

Para tratar de conseguir un historial de crédito positivo gracias a las tarjetas de crédito para estudiantes puedes seguir los siguientes consejos:

  • Planifica tus gastos: durante tu etapa como estudiante tendrás que hacer frente a numerosos gastos. Lo más habitual es que no estés acostumbrado/a a ocuparte de tus propias finanzas y si no planificas lo que puedes gastar cada mes lo más normal es que gastes más de lo que puedes permitirte. Recuerda que tendrás que pagar el alquiler, la comida, los libros y la matrícula del curso. Los gastos son muchos más de los que puedas imaginarte en un principio. A la hora de planificar tus gastos apunta todos los gastos que deberás realizar a lo largo del mes y reserva parte de tu presupuesto total para posibles emergencias.
  • No compres todo lo que quieras: un error bastante habitual es el de pensar que al contar con una tarjeta de crédito tenemos todo el dinero que queramos. Esto no es así ni mucho menos. Mientras más compres más tendrás que pagar. Debes pensar que el dinero que consigues gracias a tu tarjeta de crédito es dinero prestado. Mientras más cojas más tendrás que devolver y si te retrasas en tus pagos tendrás que pagar intereses bastante altos. De esta forma lo mejor que puedes hacer es comprar unicamente lo que necesites y asegurarte de que tus gastos encajan en el presupuesto del mes.
  • No dejes que los saldos se acumulen: dejar que los saldos se acumulen representa un problema bastante serio. Ten en cuenta que mientras mayores sean los saldos más te costará devolverlos. De esta forma lo mejor es que vayas pagando los saldos poco a poco. Te costará menos y siempre estarás seguro/a de poder afrontarlos.
  • Genera cargos que puedas pagar en menos de un mes: muchas tarjetas ofrecen la posibilidad de retrasar tus pagos durante más de un mes. El problema es que al hacerlo luego deberás enfrentarte al pago de intereses bastante elevados, de manera que esta debe ser la última de tus opciones y utilizarla unicamente en caso de emergencia.
  • No contrates varias tarjetas: si llega el momento en el que no puedes hacer frente a los pagos de tu tarjeta de crédito lo peor que puedes hacer es conseguir otra tarjeta de crédito para pagar las cuotas de la primera. Este comportamiento te dirige directamente al endeudamiento y la bancarrota. De la misma manera no es bueno que tengas más de una tarjeta de crédito ya que mientras más tarjetas tengas más vas a gastar y más tendrás que devolver luego.

Condiciones de las tarjetas de crédito para estudiantes

Si a estas alturas ya has tomado la decisión de conseguir una tarjeta de crédito seguramente te estés preguntando cuáles son las condiciones de este tipo de tarjetas. Antes de nada debes saber que las condiciones de cada tarjetas son diferentes. Por lo general las tarjetas de crédito para estudiantes son más o menos similares pero cada una de ellas cuenta con características y condiciones propias.

Esta es, exactamente, la razón por la que existe Tarjetadecreditoparaestudiantes.com. A través de nuestros artículos podrás conocer todos los productos de este tipo que salen al mercado y en cada uno de ellos analizaremos todas y cada una de sus condiciones únicas.

Algo que debes saber es que existe muy oferta de tarjetas de crédito que o exijan algún tipo de comprobante de ingresos aunque de vez en cuando sale algún producto de estas características por lo que debes estar muy atento/a. Lo ideal es localizar las ofertas de tarjeta de crédito que no cobren cuota durante el primer año de uso.
Recuerda que la mayor parte de las tarjetas de crédito te permitirán acumular puntos al tiempo que realizas compras con ellas. También es muy habitual que consigas descuentos frecuentes en todo tipo de negocios.

A la hora de elegir tu tarjeta de crédito debes prestar atención a varias cuestiones. La primera de ellas es que debes tratar de adquirir una tarjeta con cero responsabilidad por fraude. Esto te asegura que en caso de que alguien consiga hacerse tu tarjeta o con tus datos financieros y los utilice para cometer algún delito o robarte estarás cubierto por un seguro que te protegerá de cualquier pérdida.

También debes tratar de adquirir una tarjeta que no produzca cargos por transferencias y que no cuente con tasas de interés punitorias por pagos atrasados. Como, sin duda alguna, ya sabrás todas las tarjetas presentan unos pagos mensuales o anuales mínimos. Lo más habitual es que todos tratemos de contratar las tarjetas de crédito cuyos gastos de mantenimiento sean menores.

Esta es una buena decisión pero debes recordar prestar atención a los otros detalles que te acabamos de mencionar ya que son muy importante. De hecho es preferible pagar unas cuotas de tarjeta más altas si nos aseguramos de que no existen tasas de interés. Las tasas de interés suelen ser bastante altas y si nos descuidamos en la devolución de los pagos es muy probable que llegue un momento en el que no seremos capaces de hacer frente a la devolución de los pagos. Asimismo debes tratar de contratar una tarjeta sin intereses en compras nuevas durante, al menos, los primeros 25 días.

Otras prestaciones complementarias que debes tratar de conseguir, si bien no son del todo imprescindibles pero que te facilitarán mucho la vida. Una de estas características es la de contar con un teléfono de consulta gratuito. En un primer momento es algo que ni siquiera te planteas pero si sufres cualquier tipo de problema con tu tarjeta descubrirás que tendrás que pasarte mucho tiempo al teléfono y no querrás tener que pagar por ello. Otra prestación bastante interesante es la de conseguir duplicados de tarjetas para otros usuarios adicionales de manera totalmente gratuita.

Imagen (tarjetas de crédito): AlexanderStein, Pixabay